Loading...

INFORMACIÓN ADICIONAL

No te pierdas nuestra guía definitiva para resolver todas tus dudas
Inicio / Información adicional

¿Estás pensando en hacerte la depilación láser?

¡Ahora es el momento!

¿Es el mejor momento? ¿Cómo debo preparar mi piel? ¿Desaparecerá el vello definitivamente? ¿Qué tengo que hacer para que los resultados sean más efectivos? Si quieres estar perfectamente depilada para cuando llegue el verano pero no acabas de decidirte, te proponemos la guía definitiva que hemos elaborado con la ayuda de varios expertos para resolver todas tus dudas sobre la depilación láser. Además, ahora en otoño es el mejor momento para empezar, así que ¿por qué no te animas?

Si quieres recibir al verano perfectamente depilada, es normal que no quieras precipitarte y te surjan una serie de dudas antes de dar el paso: ¿Es ahora el mejor momento? ¿Estoy preparando bien mi piel? ¿Desaparecerá el vello para siempre?

Nosotros te proponemos la guía definitiva que hemos elaborado con ayuda de varios expertos para resolver las dudas que te puedan surgir sobre la depilación láser. ¿Sabías que el otoño es el mejor momento para empezar? ¡Anímate!


¿Cuál es la mejor época del año para empezar un tratamiento de depilación láser?

La mejor época es el otoño, porque ya hemos perdido el bronceado del verano y tenemos por delante bastantes meses donde nuestra piel no sufrirá con el Sol, pero con nuestro láser Vectus se puede realizar sin ningún inconveniente, en cualquier época del año.

Por lo tanto, el mejor momento para empezar el tratamiento de depilación láser es… ¡Cualquier época del año!, siempre con el cuidado y pronóstico de profesionales como Áureo.


¿Cómo debemos preprarar nuestra piel antes de una sesión?

"El paciente no debe haberse bronceado desde un mes antes. Debe acudir a la sesión con el pelo a tratar rasurado de 3-4 días (salvo facial)", asegura la Dra. Royo de la Torre. "Es recomendable que el paciente se hidrate la piel generosamente antes de la sesión", afirma el Dr. Elías del Río de Hedonai.

Para preparar la piel de manera correcta antes de una sesión, el paciente debe no haberse bronceado en un mes y acudir a la sesión con la piel muy hidratada y con el pelo rasurado, como máximo de 4 días (salvo facial)


¿Y después?

Todos los profesionales coinciden y recomiendan una crema reparadora que tenga en su formulación aloe vera para que la inflamación se vaya más rápido. Además, seguir hidratando mucho la piel en los días posteriores y evitar el sol durante cinco días. "Evitaremos, por supuesto, los productos con alta concentración de alcohol, pero a grandes rasgos, mantener la piel cuidada e hidratada y nunca utilizar un sistema que extraiga de raíz el vello", nos informan desde las Clínicas Áureo.

Después de la sesión, todos los profesionales recomiendan cremas reparadoras que contengan aloe vera, para reparar la piel lo más rápidamente posible. Los días posteriores también se debe hidratar mucho la piel y evitar el sol, así como productos con alta concentración en alcohol y nunca utilizar un sistema que extraiga de raíz del vello.


¿Han salido nuevos tipos de láser? ¿Qué novedades hay en este sector?

En IML nos descubren sus dos novedades: "El láser Vectus, conocido también como superdiodo, que ha mejorado el ratio de pelo eliminado por sesión y ha aumentado su eficacia en casos de pelo profundo (varones). Y el Soprano ICE, el equipo novedoso más reciente, que aporta la depilación en modo dinámico o In Motion con dos emisiones de longitud de onda diferente (Alejandrita y Diodo) lo cual permite poder depilar a pacientes bronceados con total eficacia y seguridad tanto pelo grueso como pelo de calibre medio-fino". Por su parte, la Dra. Adriana Ribé de Ribe Clinic puntualiza que "el láser Alejandrita de pulso variable sigue siendo el más efectivo. Hay láseres que depilan en movimiento, menos dolorosos... pero no hay rival ante un buen láser Alejandrita de pulso variable de última generación".

Por su parte, en Clínicas Áureo buscan siempre la innovación: "Si bien es cierto que los láseres más demandados son Alejandrita y Soprano, nosotros hemos dado un paso más allá incorporando un Láser de características similares al Soprano con la tecnología Hair Removal que acorta los tiempos de depilación láser y, por tanto, mejorando la experiencia del paciente".


¿Novedades en el sector de la depilación láser?

Desde luego, gracias a Dra. Núñez de Clinica Áureo descubrimos las novedades. Han surgido dos tipos de láser nuevos: Láser vectus y Soprano ICE. Al primero se le conoce también como superdiodo y ha aumentado el ratio de vello eliminado por sesión, así como su eficiencia con vello profundo (varones).

El segundo, con un equipo aún más novedoso, realiza la depilación en modo dinámico, con dos emisiones de longitud de onda diferentes (Alejandrita y Diodo), que permite depilar a pacientes bronceados con cualquier tipo de vello (tanto grueso como fino). La Dra. Adriana Ribé de RibeClinic, sin duda afirma decantarse por el láser Alejandrita de pulso variable de última generación.

En Clínica Áureo, sin embargo, apuestan por la innovación enfocada a acortar los tiempos de depilación láser mediante un láser con características similares al Soprano con tecnología Hair Removal.


¿Se puede hacer en cualquier tipo de piel?

La respuesta de todos es rotunda: "Sí". Ahora bien, es necesario "contar con el equipamiento láser que así lo permite y que es bastante específico (Soprano ICE). En IML depilamos a bastantes pacientes de raza negra (fototipo VI) con total eficacia y seguridad siempre que no se hayan expuesto al sol recientemente". Ahora bien, en Clínica Áureo nos advierten de que: "Lo único a tener en cuenta es que, el vello que ya es cana (pelo con raíz blanca) no se logra eliminar con ningún método, y una piel irritada, con herpes o lesiones, no se puede someter a un tratamiento de depilación láser. Nunca sin un control médico".

La depilación laser se puede hacer a cualquier tipo de piel si se cuenta con el equipamiento necesario (Soprano ICE). En IML se depila con frecuencia a pacientes de raza negra con total seguridad y eficiencia con la condición de que no se hayan expuesto al sol recientemente.

Aún así, hay algunos casos en los que no se puede someter la piel a tratamiento láser a menos que se lleve un control médico: piel irritada, con herpes o lesiones. Otro factor a tener en cuenta es que un vello que ya es cana (pelo con raíz blanca), no se puede eliminar con ningún método.


¿Cuál es el perfil idóneo?

"Cuanto más oscuro y grueso sea el pelo y más blanca sea la piel, mejor, ya que se pueden usar fluencias bajas y pulsos cortos obteniendo mayor eficacia. Aunque con un buen láser en manos expertas, cualquier paciente tiene un perfil idóneo", declaran desde RibeClinic.

El perfil idóneo para la depilación láser es un vello muy oscuro y grueso y piel muy blanca, ya que así pueden utilizarse frecuencias bajas y pulsos cortos y conseguir así más eficiencia.

Aún así, con un buen equipamiento láser y unas buenas manos, cualquier paciente es idóneo.


¿Cuáles son sus beneficios?

"La depilación es permanente y esto resulta muy cómodo para el paciente", asegura el Dr. Del Río de Hedonai. "La realización de una serie de sesiones (en torno a 8) permite eliminar como media más del 85% del pelo no deseado. En ocasiones, el nivel de depilación obtenido es superior. Pero para esto, es necesario contar con láseres de depilación médica, mucho más eficaces y más seguros. Además, a medida que avanza el tratamiento, el tiempo que el paciente se mantiene libre de pelo es cada vez más prolongado, de forma que las sesiones se pueden (y se deben) espaciar cada vez más tiempo. Las últimas sesiones se realizan cada 6 meses porque, antes de ese plazo, normalmente ya sale muy poco pelo", añaden desde IML, que destacan otro punto positivo: "Resuelve de forma totalmente eficaz y en una o dos sesiones todos los problemas de foliculitis (pelo enquistado) que pueda tener el paciente".


¿Tiene beneficios la depilación láser?

Desde luego. La realización de unas 8 sesiones, elimina el 85% del vello no deseado o incluso más. Estas sesiones se pueden espaciar cada vez más en el tiempo, ya que el tiempo que el paciente está libre de vello es cada vez más prolongado a medida que avanza el tratamiento. De hecho en las últimas sesiones (que suelen ser cada 6 meses), suele salir ya muy poco pelo.

Otro aspecto positivo que tiene la depilación láser es que en una o dos sesiones resuelve todos los problemas de foculitis (pelo enquistado) que tenga el paciente.


¿Tiene algún inconveniente o punto negativo?

En los centros Hedonai lo tienen claro: "No, cumpliendo las directrices que se pautan todo son ventajas". Aunque en IML puntualizan: "Tiene el riesgo de calentar la piel de forma no deseada y producir lesiones de efecto térmico pasajero. Para ello, enfriamos la piel con criógeno o con sistemas de aire frío, que conservan la seguridad de la piel sin menguar la eficacia de la depilación". La Dra. Ribé incide en otro punto importante: "Es una inversión económica si el láser y el profesional son buenos".


¿Inconvenientes? ¿puntos negativos? Si el láser y el profesional son buenos ¡No!

Calentar la piel de forma no deseada puede llevar el riesgo de producir lesiones de efecto térmico pasajero, pero para que esto no ocurra, se enfria la piel con criógeno o sistemas de aire frío para mantener la piel segura sin restarle eficacia a la depilación.


¿Qué podemos hacer para que sea más efectiva?

"Esto sí es un punto muy importante", nos dicen desde las Clínicas Áureo. "Si el tratamiento no se hace en tiempo y forma no será efectiva. ¿Qué significa? El tratamiento hay que hacerlo cuando el profesional sanitario lo pauta, siempre respetando las fases de crecimiento del vello (fase anágena, catágena y telógena), que en cada persona, son distintas. Por ello, no podemos aplicar el tratamiento siempre cada cierto tiempo (cada 3 meses o cada 5 meses) se realizará en tiempo según la evolución personal y particular de cada persona. Es muy importante que la gente se conciencie. No hay tiempos establecidos ni predeterminados, cada cuerpo, cada paciente, cada ciclo del vello... marcará los tiempos entre sesión y sesión". "Rasurar el pelo entre sesiones (cuando empieza a emerger y queda algo de tiempo para la siguiente sesión) para mantener un calibre más grueso del pelo, lo cual aumenta la eficacia. Procurar asistir a la sesión con la piel lo más clara posible, porque podremos ajustar los parámetros del láser para que resulten más eficaces sin tener que vigilar las limitaciones que supone el color oscuro en la piel", nos dice la Dra. Royo de la Torre.

Para que la depilación sea más efectiva, el tratamiento debe hacerse en tiempo y forma. Esto quiere decir que debe hacerse como el profesional sanitario paute, ya que cada persona es distinta y hay que respetar las fases de crecimiento del vello. Según la evolución del paciente, se irán marcando los tiempos en los que se debe acudir a la sesión, no se puede acudir siempre, por ejemplo, cada tres meses. Cada cuerpo es distinto y necesita diferentes tiempos entre sesión y sesión.

¿Qué se puede hacer para aumentar la efectividad? Rasurar el pelo frecuentemente para que salga más grueso y asistir a las sesiones con la piel lo más clara posible, ya que sí no se deberán vigilar las limitaciones que supone el color oscuro en la piel.


¿Hay algo que esté 'prohibido' durante el tratamiento?

"Tan sólo tomar el sol antes o inmediatamente después de la sesión y/o medicación fotosensibilizante. Es importante que el cliente advierta sobre esto último, llegado el caso", explica el Dr. Elías del Río. Muy importante también lo que dice la Dra. Ribé: "No depilarse con pinzas o cera".

Solamente hay dos prohibiciones durante el tratamiento: tomar el sol justo antes o después de la sesión y depilarse con pinzas o cera.


La eterna duda... ¿El vello llega a desaparecer definitivamente?

"Con el equipamiento láser adecuado y los parámetros correctos, somos capaces de inhabilitar el crecimiento del pelo de forma permantente siempre que este sea grueso y tenga pigmentación oscura", afirman los profesionales de IML, que añaden: "En ocasiones queda algo de pelo residual (normalmente menos del 5%) que es necesario repasar con sesiones espaciadas más de un año. En las zonas andrógeno-dependientes, que en el caso de la mujer son mentón, escote, areolas, zona lumbar y línea alba, no conseguimos en ocasiones una depilación permanente debido a que existe una gran cantidad de pelo latente que puede ir activándose a lo largo de los años. En estas zonas hablamos de depilación sostenida e informamos al paciente de que puede precisar alguna sesión de repaso muy espaciada en el tiempo". Por su parte, en Hedonai precisan: "En algunos caso sí desaparece definitivamente.

Depende del estado hormonal del cliente, dado que esto influye decisivamente en la fase del crecimiento del pelo".


¿Desaparecerá el vello definitivamente?

Las respuesta es si. Con el equipamiento láser y profesionales adecuados y siempre y cuando el vello sea grueso y oscuro, se puede inhabilitar el crecimiento del vello permanentemente. Depende también del estado hormonal del cliente, ya que es algo decisivo en la fase de crecimiento del vello. Por otra parte, algunas veces suele quedar algo de vello residual, que puede eliminarse perfectamente con sesiones espaciadas en más de un año. Por otra parte, sobre todo en la mujer, en las zonas del mentón, areolas, escotes, línea alba y zona lumbar, a veces no se consigue una depilación permanente ya que hay una gran cantidad de pelo latente que puede crecer a lo largo de los años, en estos casos de depilación sostenida, se le sugiere al paciente que acuda a sesiones espaciadas en el tiempo.


Para algunos pacientes sigue siendo dolorosa, ¿han mejorado las técnicas en este sentido?

"Los láseres cada vez tienen un pulso mejor diseñado para evitar la sensación de calentamiento súbito de la piel que acompaña a cada disparo del láser. Los sistemas de enfriamiento cutáneo también enmascaran la sensación de molestia bastante bien. No obstante, hay pacientes que prefieren acudir a la sesión con crema anestésica colocada previamente sobre la zona de piel a tratar", explican la Dra. Royo de la Torre.


¿Se han mejorado las técnicas en cuanto al dolor?

Los láseres están diseñados de manera que se evite la desagradable sensación de calentamiento en la piel. Existen cremas anestésicas que algunos pacientes prefieren utilizar para no sentir absolutamente nada de dolor. Lo que se hace en los centros de depilación es utilizar el sistema de enfriamiento cutáneo, que sirve también para evitar la sensación de molestia.


¿Cuáles son las zonas que más demandan vuestros clientes?

Otro punto en el que casi todos los expertos coinciden. En mujeres: ingles, depilación brasileña, axilas y piernas. En varones: espalda, hombros y tórax.

Las zonas más demandadas por los clientes suele depender del sexo: las mujeres demandan sobre todo: ingles, depilación brasileña, axilas y piernas. Los varones, sin embargo: espalda, hombros y tórax.


¿Cuántas sesiones son necesarias para empezar a notar resultados?

"Por norma general, unas ocho", afirman en Hedonai. Los efectos tienen que empezar a notarse desde la primera sesión como bien puntualizan desde IML: "El paciente ya debe estar totalmente limpio de pelo durante los dos meses siguientes. Si esto no ocurre así es que la sesión no ha sido completamente eficaz y hay que repasarla. A medida que vamos haciendo sesiones cada vez sale menos pelo y además tarda más tiempo en aparecer. Por ello, las sesiones se hacen espaciadas".

Para empezar a notar resultados, las sesiones necesarias suelen ser unas ocho, aunque los efectos deben empezar a notarse desde la primera sesión, con la que se debe notar unos dos meses de ausencia de pelo, ya que si no es así, quiere decir que la sesión no ha sido todo lo eficaz que debería. Conforme van avanzando las sesiones, va saliendo cada vez menos pelo y tarda más en crecer.


¿Dais por finalizado el tratamiento en algún momento?

También coinciden en considerar que "normalmente cuando tras seis meses ya no aparece pelo residual". "Si a los seis meses del tratamiento no sale más, es que ya no hay más pelo", concluyen de RibeClinic.

Tras seis meses de tratamiento, si no sale más pelo, puede darse por finalizado, porque si no sale más, quiere decir que ya no hay más.